NO HAGAS DIETAS; CAMBIA TU ESTILO DE VIDA

lifestyle-changes-500

Si te excediste en estas vacaciones de verano y tu ropa indica que debes poner remedio, entonces continúa leyendo.

Sin importar la temporada del año en que se lo propongan,  muchos de nuestros pacientes llegan con el mismo argumento: “hago dieta, logro bajar de peso pero, al poco tiempo, recupero el peso perdido y más”. Muchas personas lo atribuyen a la efectividad de la dieta realizada, a la calidad de los alimentos, a las restricciones calóricas, a los alimentos que se prohíbe consumir, entre otros factores.

La realidad es que las dietas funcionan, pero para un objetivo a corto plazo: una boda, un evento especial, unas vacaciones y una vez que pasa la ocasión, las personas vuelven a los viejos vicios de alimentación como la “comida chatarra”, alimentos procesados, refrescos y otros productos de bajo contenido nutricional.

El principal problema es que la obesidad es producto de un estilo de vida disfuncional. Si una persona tiene sobrepeso u obesidad es un claro reflejo de un estado de inflamación corporal a nivel celular. De dicho estado se derivan una serie de dolencias a las que, tristemente, la gente se acostumbra y considera que se deben al estrés, al ritmo de vida acelerado, a las presiones de la vida cotidiana y a muchos otros factores. Si bien todos ellos generan inflamación en el cuerpo, el principal motivo de inflamación es la mala alimentación que muchos mexicanos están llevando en la actualidad: deficiente en alimentos frescos y naturales, muy alta en grasas saturadas, azúcares y sal.

Lo que es esencial para eliminar la inflamación de tu cuerpo es un cambio radical en tu estilo de vida. Las dietas son remedios temporales y queremos invitarte a que la meta que te propongas antes de terminar el año, y la única forma de lograrlo sea hacer cambios estructurales y permanentes en la forma en que te alimentas y cómo te relacionas con la comida.

Aquí algunos cambios que debes incorporar a tu vida diaria para desinflamar tu cuerpo:

  • Cambia cualquier edulcorante artificial por stevia 100% natural o miel de abeja cruda (máximo una cucharadita).
  • Toma un litro de agua al despertar y si es agua alcalina mejor. Intenta tomarlo inmediatamente al despertar. Estar perfectamente hidratado ayuda a las células a llevar a cabo con mayor eficiencia su trabajo.
  • Toma una cucharada de aceite de coco extra virgen orgánico tibio, que deberás calentar en estufa (no en microondas). Mezcla en tu boca por 20 minutos y escupe; sirve para eliminar bacterias bucales.
  • Cambia cualquier leche por leches vegetales; elimina el yogurt, quesos y derivados de lácteos; puedes ir reduciendo su consumo hasta eliminarlos por completo.
  • Toma en ayunas un vaso de leche de alpiste todo los días; ayuda a bajar los niveles de colesterol, azúcar en la sangre y la presión arterial. Aquí la receta: Remoja por 8 horas (o toda la noche) de 3-5 cucharadas de alpiste orgánico. Cuela y licúa con un litro de agua fresca. Con una bolsa para leches vegetales o una manta de cielo cuela la leche y consérvala en un envase de vidrio dentro del refrigerador. Dura aproximadamente 3 días.
  • Toma todos los días un jugo verde hecho en extractor, puede ser desayuno o colación. La finalidad es incorporar más vegetales a tu alimentación.
  • Disminuye tu consumo de carnes rojas para darle un descanso a la digestión; si la eliminas de tu alimentación verás cómo los problemas gástricos desaparecen
  • Cepilla diario tu piel en seco: con un cepillo de cerdas naturales, eliminas las células muertas y favoreces la circulación.
  • Dormir de 7-8 horas diarias.
  • Mente Positiva – la negatividad y el estrés provocan un ambiente ácido en tu cuerpo.

Si logras realizar estos cambios e incorporarlos como hábitos de tu vida diaria notarás los resultados. Recuerda que deben ir acompañados de una alimentación saludable; está comprobado que existen alimentos que pueden estarte inflamando y no lo sabes, aún cuando sean sanos. Cada uno de nosotros conforma un universo único y no nos parecemos a otro, nuestras sensibilidades son individuales y como tal es que deben ser tratadas. Acércate a un experto antes de llevar a cabo cualquier cambio en tu alimentación, recuerda que en MedicaLima podemos apoyarte. Tenemos un nuevo examen que detecta qué alimentos están inflamando tus células y con ello, se pueden prevenir y revertir enfermedades. En tus manos se encuentra la posibilidad de recuperar tu salud y mejorar tu estilo de vida para siempre.

Si deseas mayores informes sobre cómo detectar tus sensibilidades alimentarias, contáctanos a los teléfonos 30997241 y 52114721. Si prefieres, puedes hacerlo vía correo electrónico info@medicalima.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *