¿Cuál es la mejor hora para consumir mis suplementos?

el

Una de las preguntas a las que me enfrento día con día, es acerca de los suplementos. Como lo he comentado varias veces, claro que con una buena alimentación se puede encontrar una mejoría en nuestra salud y calidad de vida, sin embargo el consumo de suplementos lo que hace es acelerar los procesos que nos llevan a alcanzar un estado de equilibrio. Esto sucede ya que con mucha frecuencia nuestro cuerpo está tan agotado e inflamado, que necesita de cualquier ayuda extra que apoye la desinflamación y le ayude, entonces, a concentrar sus esfuerzos en llevar a cabo sus labores cotidianas sin estar luchando contra la toxicidad del sistema. Ahora bien, ¿qué horario es el mejor para consumir los suplementos? A pesar de que cada organismo es diferente, existen ciertas pautas generales que es bueno seguir, para sacar el máximo provecho de sus beneficios. Esto no quiere decir que debas consumir todos los suplementos que menciono, lee bien para que definas si es o no lo ideal que lo consumas.

POR LA MAÑANA SIN ALIMENTOS:
1. Probióticos: Te ayudan a mantener un microbioma intestinal saludable, lo cual es ideal para combatir las enfermedades, malestares e inflamación en su nivel más básico. Sus beneficios son enormes, para saber más de ellos te recomiendo que busques en mis publicaciones previas todo lo que he hablado de ellos, si aún no los tomas, es momento de que comiences. Los probióticos se deben consumir por las mañanas en ayunas, al menos media hora antes de consumir cualquier alimento.

2. Enzimas digestivas: Las enzimas digestivas son otro suplemento básico y de consumo de cajón para mejorar nuestras funciones digestivas; lo que hacen es descomponer los alimentos en partículas que les permitan ser aprovechados por el organismo, y mejorar nuestra nutrición. Las enzimas digestivas también se deben consumir por las mañanas en ayunas, antes de consumir tus alimentos.

3. Gingseng: Este es un adaptógeno natural que te puede ayudar a aumentar tus niveles de energía y función inmunológica, además de tener propiedades antioxidantes, antiestrés, antienvejecimiento y antifatiga. Este suplemento también debes consumirlo por las mañanas en ayunas, al menos media hora antes de cualquier alimento. Importante, no se recomienda su consumo a quienes toman anticoagulantes, estimulantes, antidepresivos y medicamentos para la diabetes, hipertensión y enfermedades cardiacas.

4. Aloe vera: la pulpa de aloe vera te ayuda a la regeneración del revestimiento estomacal; puedes consumirla todos los días en ayunas, disolviendo una cucharada en media taza de agua, al menos media hora antes de tus alimentos.

5. Rodiola: Este suplemento es muy utilizado por los atletas, para ayudar a proteger los músculos durante el ejercicio y mejorar el rendimiento físico y mental, además de que es un poderoso adaptógeno, que te ayuda a que tu organismo genere un estado de equilibrio y se recupere mejor y más eficientemente del estrés. Puedes consumirla en suplemento por las mañanas o en infusión durante el día.

6. Omega – 3: con un gran contenido de ácidos grasos y antioxidantes, el omega-3 también es un suplemento de consumo básico que debemos considerar. Puedes elegir uno basado en aceite de krill, o las opciones veganas basadas en fitopláncton o linazas y semillas. Consúmelos durante las mañanas, al menos 20 minutos antes de tu primer alimento del día.

7. Colágeno: Esta es la proteína más abundante de nuestro cuerpo, y es componente esencial de los huesos, ligamentos, tendones, cartílagos y piel; su consumo regular tiene múltiples beneficios, entre los cuales se cuentan la pérdida de peso y aumento de energía, al ser un acelerador del metabolismo. Puedes consumir de una a dos cucharadas diarias disueltas en una taza de té verde tibio, de agua tibia por las mañanas antes del desayuno

POR LA MAÑANA CON EL DESAYUNO:
Todos estos suplementos es ideal tomarlos por las mañanas junto con tus alimentos, para aprovechar al máximo sus beneficios:

1. Multivitamínicos: generalmente contienen una combinación de vitaminas hidrosolubles y liposolubles, así que si la dosis recomendada es de dos cápsulas al día, puedes tomar una en ayunas y otra ya con tu desayuno. Si solo es una cápsula únicamente, alterna su consumo un día en ayunas y otro con el desayuno. Esto es porque las vitaminas hidrosolubles se asimilan mejor en un estómago vacío, y las liposolubles con alimentos que tengan un ligero contenido graso.

2. Vitamina C: su consumo ayuda la salud ocular, cutanea, cardiaca y mejora el sistema inmunológico; consumirla con el estómago vacío puede causar malestar estomacal y náuseas, así que lo ideal es que lo hagas después del desayuno con un vaso de agua simple.

3. Chlorella: esta alga tiene potentes beneficios detox para tu organismo, además de que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre y apoya una función hepática adecuada. Lo ideal es consumir por las mañanas acompañada de algún alimento, así que puedes agregarla a un smoothie, jugo verde o bol de yogurt de coco con frutas.

4. MSM: Este suplemento te ayuda a mantener la fortaleza de los huesos, elasticidad de la piel y flexibilidad de los músculos y articulaciones; lo mejor es complementar su consumo con una alimentación rica en azufre, que incluye vegetales crucíferos. Su consumo se debe hacer por las mañanas junto con los alimentos, para evitar el malestar estomacal.

5. Curcuma: La curcumina de la cúrcuma tiene importantes propiedades antioxidantes que te pueden ayudar a reducir el estrés oxidativo, mejorar tu salud cerebral, mantener los niveles de colesterol y apoyar una función adecuada de la vesícula biliar, además de ser un importante desinflamatorio. Si la vas a consumir en polvo, puedes hacerlo junto con tus alimentos o bebidas, y si la prefieres en cápsula, hazlo por las mañanas para aprovechar al máximo sus propiedades energéticas.

6. Psyllium: Ideal para quienes padecen trastornos digestivos que derivan en estreñimiento y tránsito lento, el psyllium es una excelente fuente de fibras alimenticias solubles e insolubles. Contrario a lo que se dice de manera popular, su consumo no es mejor en ayunas ya que puede favorecer la inflamación y malestar, sino dos horas después del desayuno, junto con un vaso de agua.

TARDE Y NOCHE CON ALIMENTOS:
1. Yodo: Este es un oligoelemento esencial que nos ayuda a mantener el crecimiento y desarrollo normal, ayudando además regular la función de la glándula tiroides, apoyando la salud ósea y cerebral y manteniendo una tasa metabólica adecuada. Su consumo ideal es acompañando la cena o la comida.

2. Vitamina E: esta vitamina es un antioxidante liposoluble que ayuda a prevenir los efectos negativos de los radicales libres, además de mantener la producción de glóbulos rojos, reforzar el sistema inmunológico y optimizar el uso de la vitamina k en el cuerpo. Consúmela junto con la comida o la cena.

3. Astaxantina: este keto-carotenoidees un potente antioxidante que combate el estrés oxidativo y es muy beneficioso para la piel, vista y salud celular, además de tener importantes porpiedades antiinflamatorias, ayudando tanto con la inflamación a nivel celular, como con la inflamación de articulaciones. Lo ideal es consumirlo junto con la cena o la comida.

4. Hongo reishi o ganoderma: su consumo apoya una función inmunológica adecuada, desarrollo celular normal y un sistema digestivo saludable, al brindarnos adaptógenos, antioxidantes, agentes desintoxicantes, aminoácidos y minerales esenciales. Lo ideal es consumir antes de la cena, generalmente en forma de infusión.

5. Berberina: Ayuda a mejorar el microbioma intestinal, la función cognitiva, la sensibilidad a
la insulina y salud cardiovascular. Se pueden consumir de 1 a 2 cápsulas diariamente junto con la comida o la cena.

POR LA NOCHE ANTES DE DORMIR:

1. Magnesio: este mineral esencial está involucrado en más de 600 procesos fisiológicos diferentes en el cuerpo, ayudando a promover la salud ósea, desintoxicación, metabolismo energético y además ayuda a relajar el cuerpo y el cerebro, por lo que lo mejor es consumir antes de ir a la cama, al menos media hora antes.

2. Resveratrol: este potente antioxidante le puede ayudar a tu sistema inmunológico, sistema nervioso y cerebro a combatir los radicales libres; su consumo es ideal durante la noche, antes de ir a la cama.

3. Vinagre de sidra de manzana. Consumido por las noches antes de dormir, te ayuda a regular los niveles de glucosa durante el sueño, además de mejorar la salud metabólica y digestiva y apoyar el proceso de desintoxicación del cuerpo.

4. GABA: Este neurotransmisor te ayuda a relajarte y conciliar el sueño de manera natural al regular la actividad neuronal mandando señales químicas que promueven la tranquilidad, y lo ideal es consumir una cápsula por las noches antes de dormir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *